Sacerdocio poético… y político: la figura del leproso

Ala muerte de José María Milá Díaz, escritor cumanés, Ramos Sucre escribe una oración fúnebre cruzada de referencias y alusiones bíblicas. En ella aplaude “la tardía ofrenda” que se rinde al escritor en Cumaná, “idolatrada Jerusalem”, de la que Ramos Sucre es, “desde bien lejos”, uno de los “hijos dispersos”.

El tema del destierro se enlaza con el del mal que aquejó a Milá Díaz: “la lepra, la enfermedad conocida en remota mención bíblica”, el mal que obligó “a Job a maldecir su nacimiento”. Este enlace refuerza el tono bíblico del texto; la Torah ordena: “Manda a los hijos de Israel que echen del campamento a todo leproso…” (Núm. 5:2).

(Cruz Salmerón Acosta, el más grande amigo de Ramos Sucre, morirá también leproso y desterrado en su propia tierra, en 1929.)

Otros enlaces son más complejos e indirectos, ya que Ramos Sucre emplea la estrategia retórica de los textos mosaicos que regulan el tratamiento del leproso: yuxtaponer elementos de los rituales de purificación o consagración de los hombres separados para Dios.

Por ejemplo, el libro de Levítico prescribe, en concordancia con el procedimiento seguido en la consagración de los sacerdotes, que la sangre del sacrificio del leproso se ponga sobre el lóbulo de la oreja derecha, sobre los pulgares de la mano derecha y del pie derecho, y que las ceremonias de purificación duren siete días, con ritos especiales el primero y el octavo. De esta manera, varios pormenores rituales asocian la purificación del leproso con la del sacerdote. (Cómparese Ex. 12:22 y Lev. 14:49; Lev. 8:33-9:1 y Lev. 14:8-10; Lev. 8:33-9:1 y Lev. 14:8-10; y Lev. 8:24 con Lev. 14:13-14.)

Ese precedente explica la aparente redundacia en que incurre Ramos Sucre cuando escribe que a Milá Díaz la lepra le “había encendido un nimbo de santidad sobre su frente”: la aureola o nimbo es, según el Diccionario de la Academia, el “Resplandor, disco o círculo luminoso que suele figurarse detrás de la cabeza de las imágenes sagradas”. La aclaratoria “santidad sobre su frente” se justifica si recordamos uno de los ornamentos del Sumo Sacerdote: la diadema de oro con la inscripción ‘Santidad a Jehová’, que “estará sobre la frente de Aarón… y sobre su frente estará continuamente” (Éx. 28:36-38).

Con igual precisión, Ramos Sucre sugiere representar a Milá Díaz “meditando con la faz afligida de aflicción nazarena sobre la mano mutilada”. La conexión entre nazareno y leproso es ritual: la Torah ordenaba al nazareno, el hombre que se consagraba a Dios mediante un voto, raer el pelo de su cabeza en caso de contaminación, un ritual de purificación impuesto, también, al leproso. (Compárese Lev. 14:9 y Num. 6:9.)

La retórica y el simbolismo de la Torah permiten entonces a Ramos Sucre replantear de manera ambivalente el tema de la consagración literaria. El escritor es un ser aislado, castigado por un mal —con doble por: castigado con un mal a causa de un mal cometido (la lepra, en la Biblia, delata transgresiones personales o familiares)—; es por consiguiente un ser impuro, pero también consagrado, es decir, apartado de los hombres y apartado para una tarea: la literatura.

Observación final: No hay duda de que las trágicas circunstancias personales de dos escritores cercanos a Ramos Sucre, despertaron o fortalecieron su interés por la figura del leproso. Sin embargo, convendría asimismo examinar la relación de esta figura de ostracismo y desfiguración con las justificaciones, denuncias y relatos de tortura y exclusión realizados por la dictadura de Juan Vicente Gómez. Convendría, en otras palabras, explorar el desplazamiento o la contaminación política en las figuras de desterrados, torturados y excluidos, tan abundantes en la obra de Ramos Sucre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: